Revista Lideres | Plan to address poverty and vulnerability in the Americas (Spanish)

Published on April 9, 2015

Para vencer la vulnerabilidad a la que enfrentan unos 200 millones de pobres en el continente americano, hay que garantizar un crecimiento económico con equidad, afirmó hoy en la capital panameño Caterina Valero, directora de Programas de la Fundación Panamericana para el Desarrollo.

Valero, quien participa en un foro de la sociedad civil paralelo a la VII Cumbre de las Américas, dijo a dpa que la Fundación ha fortalecido sus proyectos hacia la región desde que en 1962 surgió en Washington como un organismo afiliado a la Organización de Estados Americanos (OEA) para promover el desarrollo y responder en situaciones de desastres.

"Queremos que haya una buena distribución de la riqueza en la región y que alcance a los afrodescendientes, a los indígenas, a personas con discapacidad, para que los niños, los jóvenes y las mujeres en riesgo tengan mejor salud, educación e ingresos y servicios de agua y sanidad", acotó. Resaltó que en Haití la Fundación ejecuta un programa de unos USD 12 millones a favor de la pequeña y mediana empresa, y ha canalizado donaciones de la diáspora haitiana, del Banco Mundial, la Cruz Roja Americana y el gobierno de Estados Unidos, entre otros, en procura del fomento empresarial y la reconstrucción en ese país azotado por catástrofes.

Valero resaltó que ese esfuerzo internacional ha permitido presentar al mundo la primera tableta electrónica ensamblada enteramente en Haití y acometer el reciclaje de basura y el aprovechamiento del plástico de uso industrial.

Añadió que los recursos económicos canalizados a través de la Fundación han permitido paliar otras necesidades en Haití, como de reparación de casas dañadas por el terremoto, y promover la seguridad y la formación técnica de jóvenes en riesgo social.

La Fundación puso en marcha una iniciativa que ha involucrado a los donantes en las respuestas al Cambio Climático, que a su vez tiene impacto en zonas costeras. De hecho, el gobierno de Taiwan donó USD 300 000 para el financiamiento de un plan en el ámbito ambiental, que fue iniciado en San Vicente y las Granadinas, y prevé el empoderamiento de jóvenes. La experiencia será replicada en 2015 en Belice.

Valero manifestó que la Fundación ha captado además fondos para la lucha contra el trabajo infantil y la creación de oportunidades a favor de sectores vulnerables. Su programa de actividades para el 2015 alcanza un presupuesto de unos USD 100 millones.