NoticiasNet.MX | Push to Prevent Trafficking of Young (Spanish)

Published April 6, 2015

MÉXICO, DF.- La juventud es el sector que enfrenta mayor riesgo de ser víctima del delito de trata de personas en México, alertó Caterina Valero, vocera y directora de Programas de la Fundación Panamericana para el Desarrollo (PADF, por sus siglas en inglés).

En entrevista, advirtió que los jóvenes que viven en situación de pobreza, con acceso a drogas y que provienen de familias fragmentadas son más vulnerables a ser cooptados por el crimen organizado.

"Sabemos que hay un alto porcentaje de jóvenes, no solo en México, sino en América Latina y el mundo, que están teniendo actividades económicas cuando, en realidad, su función sería estudiar y convertirse sanamente en personas productivas", indicó.

"Tienen el riesgo de ser cooptados para tráfico o migración. Son convencidos de manera sutil por problemas de autoestima, porque son jóvenes que piensan que no tienen esperanzas, que no van a tener una contribución vital en la sociedad".

Por medio de engaños, alertó, los jóvenes son atraídos y forzados a trabajar, en contra de su voluntad y en condiciones deplorable.

Según datos de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), de 2009 al primer semestre de 2014 se registraron 2 mil 105 averiguaciones previas iniciadas por el delito de trata de personas, de las cuales sólo el 7.2 por ciento concluyó en sentencia condenatoria.

Cifras retomadas por la Fundación indican que 70 mil niños y niñas padecen explotación infantil, y que 20 mil son blanco del turismo sexual en una veintena de entidades.

Desde 2010, la PADF, creada por la Organización de Estados Americanos (OEA), estableció una alianza con el Gobierno mexicano y empresas privadas para lanzar la campaña "Tu voz contra la Trata", la cual impactó a 8 millones de personas.

Además, desde 2013 coopera con la Secretaría de Trabajo y Previsión Social para abatir el trabajo infantil.

Para Valero, es elemental que el ciudadano deje de ser cómplice del trabajo infantil, al considerar normal que un niño o adolescente esté en las calles trabajando, en lugar de estar en la escuela.

Incluso, dijo, es necesario que las familias abandonen el concepto de que todos sus miembros deben ganar dinero para ayudar en su subsistencia.

"Apoyar este tipo de actividades lo que hace es reforzar esta conducta inapropiada en detrimento de la sociedad. Lo ideal es tener una sociedad educada, la educación es la clave del desarrollo. Quieres que tus hijos y adolescentes dediquen esos años a prepararse mejor, para luego tener esos líderes que saquen al país adelante", remarcó.

Valero recordó que, según cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), poco más de 3 millones de menores de entre 5 y 17 años realizan en México algún tipo de actividad laboral. De éstos, un tercio tiene menos de 14 años y trabaja jornadas de 36 horas a la semana.