No Más Huérfanos: PADF y Merck trabajan en conjunto para reducir la mortalidad maternal

Read in English

Mundialmente una mujer muere cada dos minutos debido a las complicaciones que se presentan durante el embarazo o durante el parto. Como madre, encuentro alarmante que las mujeres continúen falleciendo y dejen a sus hijos. Se produce un peligroso efecto dominó cuando una madre muere. El efecto sobre la familia es devastador; un niño huérfano tiene el doble de probabilidad de morir antes de los dos años y es diez veces más propenso en abandonar la escuela. Las reverberaciones de la muerte de la madre también trascienden a la familia y afectan a su comunidad y nación.

Aunque la mortalidad maternal en México se ha reducido en un 37.5 por ciento desde el 2002, mil 100 muertes maternas fueron registradas en México en el 2013. Las mujeres continúan muriendo en tasas inaceptables, de acuerdo a las Naciones Unidas. Para reducir la tasa de mortalidad materna, la Fundación Panamericana para el Desarrollo (PADF), se unió con la farmacéutica Merck Sharpe & Dohme y el Observatorio de Mortalidad Materna (OMM) para llevar a cabo una iniciativa en México bajo el programa de Donaciones Mundial para madres de Merck.  

Con este programa PADF reunió a los interesados en el tema del sector público y privado para desarrollar una plataforma digital e informar sobre las políticas nacionales y regionales para reducir la mortalidad materna en América Latina y el Caribe. La información está disponible al público en www.nomashuerfanos.org

Por medio de la recopilación, análisis y la publicación de estos datos, PADF y Merck buscan identificar las prácticas que son más eficaces en la prevención de la mortalidad materna. De hecho, la mayoría de las muertes maternas pueden ser evitables. Las soluciones para prevenir y controlar las complicaciones son bien conocidas pero siguen sin estar disponibles para muchas mujeres. Dos de las principales causas de muerte materna son la hemorragia y la preclamsia, con el conocimiento y herramientas adecuadas, son condiciones prevenibles o tratables.

La plataforma digital, No Más Huérfanos, agrega información sobre la mortandad materna para proveer un panorama amplio del estado de salud actual de 57 millones de mujeres en México. La educación, edad, estatus socio económico y la ubicación geográfica, son los factores principales que indican el nivel de riesgo durante el embarazo y el resultado de un parto.

El Observatorio de Mortalidad Materna (OMM) también llevó a cabo un análisis en los Altos de Chiapas, dónde la mayoría de la población es indígena y la tasa de mortalidad materna es casi el doble del promedio nacional. El objetivo es identificar las inconsistencias o el registro de salud inexacto con el fin de desarrollar recomendaciones para mejorar la recolección de datos. 

Esta iniciativa es parte de los esfuerzos constantes que ha hecho PADF en poblaciones que se encuentran en situación de riesgo y comunidades vulnerables en América Latina y el Caribe. Como desarrollador en su sección de asuntos humanitarios de la Organización de Estados Americanos (OEA), los proyectos de PADF han llegado a más de 35 millones de personas sólo en los últimos tres años. En México, PADF ha trabajado con el Gobierno Federal y socios corporativos como Telefónica, Cinépolis, Viacom, Boeing, Altos Hornos de México entro otros para poner en marcha campañas de sensibilización acerca de cuestiones importantes. Una reciente campaña para combatir el trabajo infantil en México alcanzó a más de 7,5 millones de personas en todo el país. Recientemente nuestra asociación con Merck pretende arrojar luz sobre los riesgos asociados con la maternidad en México.

En todo el mundo la mayoría de las muertes maternas ocurren en países en desarrollo. No podemos pasar por alto el problema de la mortalidad materna y los conductores sociales y económicos de la inequidad en la salud. Es tiempo de empoderar a las mujeres a través de la educación y aprender cuáles son las causas y los factores sociales detrás de los números. Las madres más fuertes y saludables conducen a un México más fuerte y más saludable. 

Caterina Valero es Directora de Programas, de la Fundación Panamericana para el Desarrollo. (PADF) www.padf.org