¿Puede la Prensa Libre Sobrevivir a las Noticias Falsas?

Read in English

Mientras algunos gritan “¡Noticias Falsas!”, otros trabajan incansablemente para decir la verdad al poder, como una prensa libre, es un aspecto vital de una democracia sana. Pero ¿Cómo podemos diferenciarlos? ¿Cómo sabemos si vivimos en una sociedad con una prensa libre? ¿Quién cuenta como periodista o medio de comunicación en esta era de medios sociales y plataformas digitales? ¿Y como podemos confiar en lo que los periodistas nos están diciendo?

Todas estas son preguntas difíciles e importantes por responder, y hoy más que nunca, en el Día Mundial de la Libertad de Prensa. Las Naciones Unidas designan el 3 de Mayo como un día para celebrar cuatro pilares fundamentales de una prensa libre:

  1. Compartir los principios clave de libertad de prensa;

  2. Defender a los medios de ataques a su independencia;

  3. Rendir homenaje a los periodistas que han perdido sus vidas en el cumplimiento de su deber;  

  4. Evaluar el estado de la prensa libre alrededor del mundo.


Y como parte de las Metas de Desarrollo Sustentable para 2030 (Las SDG por sus siglas en Inglés), los países del mundo han acordado la SDG 16, que busca asegurar el acceso público a la información y proteger las libertades fundamentales como parte de los esfuerzos para promover la paz, la justicia, y las instituciones fuertes. La libertad de la prensa es un elemento vital para esto. Y evaluar el estado de la libertad de prensa requiere estar de acuerdo en definiciones, estándares, y metodologías para monitorear y evaluar esos estándares y permitir análisis comparativos entre países y regiones. Para poder confiar en las noticias y medios de comunicación, todos necesitamos estar de acuerdo en qué es evidencia o hecho, y qué cuenta como opinión, y desarrollar estándares para diferenciar entre las dos. Y organizaciones civiles sin fines de lucro pueden ayudar como “vigilantes” de lo que está pasando en países alrededor del mundo para continuar fortaleciendo la libertad de expresión y la prensa libre. 

voces del sur.png

A ese respecto, un conjunto de organizaciones de sociedades civiles vigilantes a través de las Américas ha lanzado una emocionante iniciativa llamada Voces del Sur. Esta red de vigilantes ha desarrollado estándares regionales para el monitoreo de la prensa libre y la libertad de expresión. Por primera vez, organizaciones de ocho países están reportando violaciones de acuerdo a los mismos criterios y diseminando alertas por medio de una plataforma en común (www.vocesdelsurunidas.org). Organizaciones de nuevos países continúan uniéndose a la iniciativa. Esto ya ha permitido nuevas formas de analizar y reportar. Las alertas pueden ser ordenadas por tipo, ubicación, categoría de la víctima, y agresor, y pueden ser rastreadas a través del tiempo. Esto ya ha mejorado los esfuerzos de apoyo regional, ya que audiencias en la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos y las Naciones Unidas han recurrido a esta información para contextualizar información de un país dado o posicionarlo como parte de una tendencia más amplia.

Aún más emocionante, como un colectivo, la red de Voces del Sur recientemente presentó un informe paralelo a las Naciones Unidas sobre la SDG 16, sobre pasos que los países necesitan seguir para asegurar el acceso a la información y libertad de prensa. Este reporte paralelo informará a una revisión de las Naciones Unidas del cumplimiento de los estados miembros con sus compromisos de SDG y subsecuentes recomendaciones al nacional. Un enlace a ese reporte puede ser encontrado aquí.

PADF está orgulloso de apoyar la red de Voces del Sur y sus esfuerzos por promover la prensa libre a través del hemisferio como parte de nuestro compromiso con la democracia y los derechos humanos y nuestro trabajo para fortalecer la sociedad civil e instituciones a través de América Latina y el Caribe. Creemos que una prensa libre es tan importante como las ramas del gobierno y la separación de poderes para asegurar que los individuos y las instituciones se responsabilicen y que los derechos de los individuos y comunidades vulnerables sean protegidos. Como autor e intelectual Jonathan Rauch ha dicho, “hay una razón por la que la primera enmienda (de la Constitución de los Estados Unidos) es la primera”. Hoy, en el Día Mundial de la Prensa Libre, es importante tener eso en mente y luchar por una prensa libre y por los derechos y seguridad de los periodistas a través de la región y alrededor del mundo.